miércoles, 12 de julio de 2017

Buenos por convicción



Quienes han trabajado con nosotros y han recibido su manual de marca reciben parte de nuestro manifiesto idealistica, que ya desde 2007, en uno de sus apartes dice:
"El mundo cada día está más globalizado y conectado, Las culturas, creencias y gustos de las personas cambian con rapidez. Por esta razón, sólo los productos y servicios que nacen pensados en los intereses profundos de las personas y que apelan a la honestidad como valor fundamental perdurarán en el tiempo. La Marca es esa verdad sobre la cual se deben construir las organizaciones. Las empresas que se construyen fundamentadas sólo en cifras, porcentajes y gráficas, están destinadas a desaparecer, aunque al principio la fórmula parezca funcionar."
Hoy con agrado nos encontramos con fenómenos ya maduros como las llamadas "empresas B", que si bien no es el ideal porque se acerca mas a un sistema de certificación y no de vocación, si promueve la honestidad y el interés en la gente como pilar del crecimiento.
Pero además nos encontramos importantes publicaciones como Harvard Business Review reforzando lo que venimos promoviendo dentro de un mercado tan frío como lo puede ser el de la publicidad y el mercadeo con coincidencias gratificantes como esta:
"Madsbjerg argumenta que a menos que las empresas se tomen la molestia de entender a los seres humanos que se esconden detrás de sus conjuntos de datos, se arriesgan a perder por completo el mercado en los que operan. Defiende que el conocimiento cultural profundo que necesitan los negocios no surge de investigaciones de mercado impulsadas por datos, sino del estudio empujado por humanos de textos, idiomas y personas."
Así que nos alegra ir a la vanguardia de la economía mundial y social, pero sobre todo nos complace saber que vamos sembrando semillas en nuestros clientes que no sólo se reflejan en logros de mercadeo, sino en calidad humana en tiempos de turbulencias éticas.